Oraciones de la noche católica

2020-06-19

catholic short night prayer

Perdóname, Dios mío, y bondadosamente protégeme esta noche. Santísima Virgen María, mi querida madre celestial, tómame bajo tu protección. San José, mi querido ángel de la guarda, y todos los santos de Dios, oren por mí.

Su nombre primitivo era Vigilae, las guardias nocturnas. Los primeros cristianos en general, y el clero y los monjes en particular, solían santificar las horas silenciosas de la noche con horarios de misas en usa la alabanza solemne y colectiva de Dios. Parece que hubo incluso más de una reunión nocturna, y que las asambleas de los fieles correspondían a las vigilias nocturnas del ejército romano.

catholic short night prayer

Oración de la mañana de Lutero

Pero no hay ninguna duda de que la práctica de levantarse hacia la mitad de la noche, con el propósito de orar, es tan antigua como la Iglesia misma. cuando llegue el último día, reunirás su alma con su cuerpo en un resplandor celestial, y concédenos por completo, cuando llegue la hora divinamente señalada, seguirlo en bienaventuranza. Mientras tanto, concédenos una conducta cristiana, refresca todos los corazones afligidos con consuelo celestial. Guárdanos en Tu gracia eterna, por Tu inagotable misericordia y bondad.

catholic short night prayer

De ahí que recibamos la designación Nocturn o Vigil. Por supuesto, es imposible probar categóricamente que el mismo grupo de personas se reuniera en la iglesia, en tres intervalos diferentes, cada noche consecutiva. Tal procedimiento habría hecho que las aficiones ordinarias de una vida de trabajo diario fueran casi imposibles.

Espirituales

Para ello me coloco en Tu lado sagrado y bajo el manto de Nuestra Señora, mi Madre. Que Tus santos ángeles me rodeen y me mantengan en paz; y sea tu bendición sobre horarios de misas en usa mí. Dios mío, al final de este día te agradezco de todo corazón todas las gracias que he recibido de ti. Lamento todos los pecados que he cometido contra ti.

carácter amable y toda virtud, como en otros tiempos las consagradas, que confiaban en Dios y continuaban en sujeción a sus maridos. Permíteme educar a mis hijos y siervos con mansedumbre, para el honor y la gloria de tu santo nombre. Da gracia, que me sigan con mansedumbre, y concede, que yo con mi esposo y mi familia pueda satisfacer las necesidades de esta vida con buena salud y según Tu divina voluntad. Permítanos usar este mundo de tal manera que no seamos obstaculizados en nuestra salvación, sino que en todas las cosas te busque, oh Señor, y esfuércese por ser bien favorecido ante tus ojos.

Dulce Jesús, ten piedad de todos los pobres pecadores y sálvalos del infierno. Ten piedad de las almas que sufren en el purgatorio. Los salmos tienen un doble carácter sagrado, en la medida en que Jesucristo mismo hizo de ellos el vehículo de su adoración a su Padre celestial. Se convirtieron en expresión de los sentimientos de sumisión, adoración y amor con los que se llenó Su divino corazón.

  • Hay una oración que reflexiona sobre el día que acaba de irse con agradecimiento a Dios y le confía a los creyentes el sueño y la vida de los sueños.
  • Esta página presenta varias buenas oraciones contemporáneas para decir durante la noche.
  • Que nuestros oídos se salven de todos los mensajes de dolor, y toda angustia se aparte de nuestras almas; porque puedes prosperar a todos los que viven, y llenar mi vida con tu bendición; en Jesucristo, nuestro Señor.

Por eso me coloco en Tu lado sagrado y bajo el manto de Nuestra Señora, mi madre. Que tus santos ángeles me rodeen y me mantengan en paz y que tus bendiciones sean sobre mí. Jesucristo mi gloria rezo Dios, te adoro y te agradezco por todas las gracias que me has dado este día. Te ofrezco mi sueño y todos los momentos de esta noche, y te imploro que me mantengas a salvo del pecado.

Los conocía de memoria y los atesoraba en su santa mente. Seguramente, nunca desde el comienzo del mundo, tales acentos se elevaron de la tierra al cielo. Bien podrían los Querubines y Serafines interrumpir su eterno Sanctus, Sanctus, Sanctus, alrededor del trono de Dios, para poder escuchar las melodías inefables que se elevan desde nuestra tierra pecadora. El oficio de maitines es la sección más larga y, con mucho, la más importante de nuestro culto litúrgico. Como indica la propia palabra, el nombre Matins – Matutinum – designaba originalmente la Oficina que se decía al romper el día y que ahora llamamos Laudes.

Realiza un comentario