Literatura En Náhuatl Clásico Y En Las Variedades De Dicha Lengua Hasta El Presente

Uncategorized 2021-03-17

reflecciones cristianas de amor

“La semejanza nos ha sido dada; no posee, no obstante, una conexión precisa con esa lenta y dolorosa aproximación que es tarea nuestra, lo cual no quiere decir que sea sin asistencia” (C. S. Lewis). Eso enseña que el hombre sea capaz de lo mejor –ser como Dios– y asimismo de lo malo –ser como el Demonio–, según se aproxime a Dios con esa semejanza natural que le fué dada o se además de Él. Sin embargo, en la respuesta de Jesús, todavía falta aclarar qué relación interna existe entre el cariño a Dios y el cariño al prójimo. ¿Hablamos de dos amores en paralelo, uno al lado del otro y jerarquizados, o de 2 amores en recíproca interacción?

  • El Amor Todo lo puede, de nada se vanagloria, si no hay amor, no hay nada, así tengas todo.
  • Este, que sacó a luz múltiples obras, como su Confesionario y sus Advertencias para los confesores de los naturales , se empeñó –asistido por sus colaboradores indígenas– en publicar exactamente los huehuehtlahtolli que había recogido y trascrito fray Andrés de Olmos hacia .
  • En caso de que dicho canto efectivamente proviniera de la “Ciudad de los dioses”, en tendríamos la más antigua creación literaria que se conoce en el contexto de los pueblos nahuas.

Karttunen, Frances y James Lockhart, “La estructura de la poesía náhuatl vista por sus variedades”, ECN, vol. Romances de los señores de la Novedosa España,paleografía, vers., introd., notas y apéndices de Ángel María Garibay K., México, D. F.,Facultad Nacional Autónoma de México/Instituto de Indagaciones Históricas, 1963. Delfino Hernández, “Poemas nahuas de la Huasteca”, Estudios de Cultura Náhuatl, México, D. F., Facultad Nacional Autónoma de México, 1986, t. En otro campo, muy cercano a la ciudad de México, la región de Milpa Alta, de la que fue nativa la ya mencionada doña Luz Jiménez, siguió cultivándose hasta el presente la expresión literaria en náhuatl.

La Literatura Náhuatl De Los Siglos Xvi

Se debe a fray Andrés de Olmos la primera Arte o gramática, bastante completa y en radical clara y precisa del náhuatl.Este trabajo, que superó en forma determinante lo hasta entonces alcanzado en las notas y elaboraciones rudimentarias de otros frailes, quedó concluido en 1547. De la región de Tlaxcala, además del cronista mestizo Diego Muñoz Camargo (ca. 1525-ca. 1590), que escribió prácticamente todo en español, importa recordar a Juan Ventura Zapata que fue gobernador allí de 1651 a 1674. A se debe la Chrónica de la muy noble y leal ciudad de Tlaxcala, en náhuatl, y con novedades hasta 1689.

reflecciones cristianas de amor

Los hombres y mujeres del amor único a Dios se transforman, dentro de esa vivencia, en hombres y mujeres del amor a todos y a todo. Garibay K., Ángel Ma., Historia de la literatura náhuatl, 2 ts., México, D. F.,Editorial Porrúa, . García Quintana, Josefina, “El Huehuehtlatolli–Antigua palabra– como fuente para la historia sociocultural de los nahuas”, ECN, vol. Carlos López Ávila recrea en sus creaciones las viejas leyendas de su patria chavala. En su pueblo es muy conocido por su obras y las enseñanzas que voluntariamente imparte a los niños valiéndose del canto y la danza.

Pensamientos Sobre Carta De Dios Para Ti

El otro libro, también póstumo, se intitula Los cuentos en náhuatl de doña Luz Jiménez, con introducción de Fernando Horcasitas y Sara O. En se tienen dentro 44 “cuentos”, ordenados por Horcasitas según los géneros descritos por en su ahora mencionado estudio sobre la narrativa en náhuatl. Asimismo en estas creaciones dictadas por doña Luz campea su enorme sencillez de expresión, que la logró con la capacidad de recrear tanto aconteceres de la vida real como antiguas tradiciones en las que lo sobrenatural se vuelve presente. Aportación, que bien puede tenerse como tradicional de la literatura náhuatl moderna, es la de doña Luz Jiménez. Memoria náhuatl de Milpa Alta es el primero, editado por la Facultad Nacional Autónoma de México con introducción de Fernando Horcasitas y presentación de Miguel León-Portilla. La primera describe la vida en Milpa Alta antes de la revolución.

reflecciones cristianas de amor

Lea mas sobre software construccion aqui.

reflecciones cristianas de amor

Hay otras que a las claras corresponden a la etapa mexica, esto es a los dos últimos siglos anteriores al acercamiento con los españoles. A siguen las creaciones que charlan de la conquista o invasión de Anáhuac. Con éstas concluye el período autónomo de la literatura náhuatl. Pero en todo caso, demos merced a Dios fácil y sencillamente por Su enorme amor al haber entregado a Su hermosos Hijo por nosotros. Al final de la historia el interrogante obliga a la refexión, ofrecer amor o eliminar. Tus hijos podrán vivir en una gran casa, comer una gran comida, aprender piano y tener una enorme pantalla de televisión.

reflecciones cristianas de amor

Éstos –como los de Rafael Sandoval , Faustino Galicia Chimalpopoca y Miguel Trinidad Palma – a pesar de su mérito como aportaciones al conocimiento y difusión del náhuatl, comparados con los de siglos precedentes, son de muy inferior calidad. Siendo en altísimo grado verosímil que otros muchos cantos y poemas se siguieron forjando en náhuatl en el resto del periodo colonial, necesario es reconocer que de ellos muy poco se salvó del olvido. La lengua de Nezahualcóyotl, arrinconada en zonas de cobijo, hablada cada vez por menos número de personas, parecía haber entrado en un desarrollo de extinción. Importa ahora fijar la atención en las obras de ciertos cronistas nahuas cuyos nombres y biografías son conocidos. En el contexto mexica se destaca Hernando Alvarado Tezozómoc, nieto de Motecuhzoma Xocoyotzin. Venido al planeta poco tras la caída de México-Tenochtitlan, se formó en el ambiente del acercamiento de etnias.

Lea mas sobre oracionasanjudas-tadeo.com aqui.

Consecuencia del ahora mencionado renacer indigenista a raíz de la Revolución de 1910, fue una nueva forma de aprecio por las muestras de cultura intelectual –de modo especial la llamada “literatura oral”– con vigencia entre las comunidades nativas de diversas zonas del país. En el caso de los pueblos nahuas, desperdigados en dieciséis estados de México, tal como al sur del Distrito Federal y en ciertos sitios de la República de El Salvador, dicho interés se tornó aparente en indagaciones de carácter etnológico, folklórico y lingüístico.

Otro forjador de cantos y al unísono estudioso de la historia náhuatl, fue Pedro Barra y Valenzuela ( ). Perteneciente de Chicontepec, Veracruz, llegó a ser profesor en varios lugares del país como Los Mochis, Sinaloa, y la localidad de Puebla, tal como en el Centro Politécnico Nacional. Publicó la atrayente obra Los nahoas, historia, vida y lengua . Poeta de excepcional sensibilidad, se expreso en náhuatl y en español.

Lea mas sobre iglesia-cristiana.com aqui.

Los consejos que les da son comparables a los de los huehuehtlahtolli incluidos en el Códice Florentino y de los que hablamos. Las modernas representaciones en náhuatl abarcan desde luego otros temas. Uno, bien conocido, es el “Diálogo del Tepoztécatl y sus rivales”, representado cada 8 de septiembre en Tepoztlán, Morelos. El Tepoztécatl es hijo de una doncella que lo concibió en forma portentosa. Tras una juventud muy difícil, fue dando a comprender su fuerza y sabiduría. Los de Tepoztlán se veían afligidos por quien regía en Xochicalco, un monstruo al que debía entregarse una víctima todos los años. Tepoztécatl se ofrece a dejar en libertad a su pueblo, marcha a Xochicalco y allí da muerte al monstruo.

De este modo se salvaron del olvido las compilaciones de cantares en náhuatl que se conservan, tal como numerosos huehuehtlahtolli, testimonios de la “antigua palabra”, varios anales y distintas formas de cuentos. Ejemplos son estos textos de las creaciones que, con aprecio y admiración, atribuían los mexicas y otros pueblos nahuas al legado de la Toltecáyotl. En múltiples sitios de sus anales y cantos ponderan la época en que la inspiración de Quetzalcóatl logró posibles enormes cosas en el mundo de la civilización. En la Toltecáyotl se encuentra, en suma, la raíz y el principio del florecer de la expresión literaria en náhuatl.

reflecciones cristianas de amor

Realiza un comentario