Iglesia Católica

2020-07-02

night prayer to the virgin mary

Relación de los hermanos de Jesús con María

Inspirado por esta confianza, vuelo hacia ti, oh Virgen de las vírgenes mi Madre; a ti vengo, delante de ti estoy, pecador y afligido; Oh Madre del Verbo Encarnado, no desprecies mis peticiones, pero en tu misericordia escúchame y respóndeme, Amén. Esta oración es un favorito constante entre las oraciones a la Virgen María. Ha sido durante mucho tiempo parte de la Liturgia de las Horas, la oración diaria oficial de la Iglesia. El Ángelus se dice tradicionalmente todos los días a las 12 del mediodía.

Jesucristo, Dios mío, te adoro y te agradezco por todas las gracias que me has dado este día. Te ofrezco mi sueño y todos los momentos de esta noche, y te pido que me guardes sin pecado. Por eso me coloco en Tu lado sagrado y bajo el manto de Nuestra Señora, mi madre. Que tus santos ángeles me rodeen y me mantengan en paz y que tus bendiciones sean sobre mí.

Esto estimuló una devoción generalizada a las oraciones a la Virgen María. Recuerda, oh misericordiosa Virgen María, la virgen de guadalupe que nunca se supo que alguien que huyó a tu protección, imploró tu ayuda o buscó tu intercesión, quedó sin ayuda.

Señor Jesús, a través del poder del Espíritu Santo, vuelve a mi memoria mientras duermo. Cada daño que le he causado a otra persona, sana ese dolor. Todas las relaciones que se han dañado en toda mi vida de las que no soy consciente, sanan esas relaciones.

Oración de consagración al sagrado corazón de Jesús

night prayer to the virgin mary

Santa María, Madre de Dios, ruega por nosotros pecadores ahora y en la hora de la muerte. Realmente hará todo lo posible para asegurarse de que sus hijos estén seguros y cómodos.

night prayer to the virgin mary

Inspirado por esta confianza, vuelo hacia ti, oh Virgen de las vírgenes, madre mía; a ti vengo, delante de ti estoy, pecador horarios de misas en usa y triste. Oh Madre del Verbo Encarnado, no desprecies mis peticiones, pero en tu misericordia escúchame y respóndeme.

A través de esta oración recuerdo su constante cuidado maternal “. Cae la noche querida madre, se acabó el día largo; Ante tu imagen me arrodillo una vez más para agradecerte por mantenerme a salvo este día, para pedirte esta noche que alejes el mal. Oh Dios mío, lamento de todo corazón haberte ofendido y detesto todos mis pecados, porque temo la pérdida del cielo y los dolores del infierno, pero sobre todo porque te ofenden, Dios mío, que eres todo bueno y merecedor. de todo mi amor, resuelvo firmemente, con la ayuda de tu gracia, confesar mis pecados, hacer penitencia y enmendar mi vida. Bendícete con agua bendita, arrodíllate, haz la señal de la cruz y da gracias a Dios por los favores recibidos durante el día.

night prayer to the virgin mary

Como todas las oraciones a los santos, nuestras oraciones a la Virgen María se basan en el poder especial de los santos para interceder por nosotros ante Cristo y el Padre. Pero dado que María tiene un papel único en la salvación y una relación única con la Trinidad, nuestras oraciones a la Santísima Virgen también dependen de su poder especial de intercesión. Desde los inicios de la Iglesia, las oraciones a la Virgen María han tenido un lugar de honor para los católicos. Oh Dios mío, lamento de todo corazón haberte ofendido, y detesto todos mis pecados por tus justos castigos, pero sobre todo porque te ofenden, Dios mío, que eres todo bueno y merecedor de todo mi amor. Con la ayuda de Tu gracia, resuelvo firmemente no pecar más y evitar la ocasión cercana del pecado.

Que tu santo ángel esté conmigo, para que el malvado enemigo no tenga poder sobre mí. Santa María, Madre de Dios, ruega por nosotros los pecadores, ahora y en la hora de nuestra muerte.

El Señor está contigo; Bendita tú entre todas las mujeres, y bendito el fruto de tu vientre, Jesús. El Catecismo de la Iglesia Católica también analiza las oraciones a la Virgen María. San Maximiliano Kolbe agregó la parte restante de esta oración. Se dedicó a la Santísima Madre ya su Medalla Milagrosa, y recomendó frecuentes oraciones a la Virgen María por nuestra propia salvación y la de los demás. La primera parte aparece en la Medalla Milagrosa, creada por Santa Catalina Laboure en respuesta a su aparición de la Virgen María en 1830.

  • Haz que tu continuo cuidado sea orar por el pueblo de Dios, tú que, bendecido por Dios, mereciste llevar al Redentor del mundo, que vive y reina, por los siglos de los siglos.
  • Beato San José, santo guardián de Jesús y María, ayúdanos con tu oración en todas las necesidades de la vida.
  • Pídele a Jesús esa gracia especial que te ha concedido, para velar por nuestro hogar en la almohada de los enfermos y moribundos, para que con María y contigo, el cielo encuentre intacta nuestra familia en el Sagrado Corazón de Jesús.
  • Lleva nuestras oraciones dentro del santuario de la audiencia celestial y saca de él el antídoto de nuestra reconciliación.
  • Esté siempre dispuesto a ayudarnos cuando oramos y tráiganos las respuestas a nuestras oraciones.

Muchas iglesias católicas tocan las campanas de sus iglesias al mediodía, las campanas de Angelus, para llamar a los fieles a la oración. Esta es una colección de algunas de las oraciones católicas más apreciadas a la Virgen María.

Pero, Señor, si hay algo que necesito hacer, si necesito ir a una persona porque todavía está sufriendo por mi mano, haz que tome conciencia de esa persona, elijo perdonar y pido ser. Elimina cualquier amargura que pueda haber en mi corazón, Señor, y llena los espacios vacíos con Tu amor.

Realiza un comentario