Cristología

2020-05-03

mysterium rosarium

“C G. Jung y el libro rojo”, Enciclopedia de psicología y religión, 2ª ed. 2014, Springer Public …

Con el concepto de Schwaller, se trata de una coyuntura de lo metafísico y lo proto-físico. Sin embargo, santa rita como se verá, esto también es inherente al cuerpo como punto de apoyo de la muerte y la palingénesis.

mysterium rosarium

En el Rosario, de manera similar a lo que ocurre en la Liturgia, la semana cristiana, centrada en el domingo, día de la Resurrección, se convierte en un recorrido por los misterios de la vida de Cristo, y él se revela en la vida de su discípulos como el Señor del tiempo y de la historia. En la práctica actual, la doxología trinitaria va seguida de una breve oración final que varía según la costumbre local. Sin disminuir en modo alguno el valor de tales invocaciones, conviene señalar que la contemplación de los misterios podría expresar mejor su plena fecundidad espiritual si se hiciera un esfuerzo por concluir cada misterio con una oración por los frutos propios de ese misterio particular. De esta manera, el Rosario expresaría mejor su conexión con la vida cristiana.

mysterium rosarium

En su Carta Apostólica, objeto de estos pensamientos, el Santo Padre no sólo destaca, como sus predecesores, la importancia del “corazón cristológico” que late en la oración del Rosario, sino que también da importancia a recordar las palabras que ya había pronunciado. En efecto, el Rosario permite al creyente acompañar a Jesucristo en su camino por la vida, lleno de amor, espíritu de servicio, de entrega a los demás, hasta la muerte de Cruz, y luego reconocerlo como resucitado, peregrino en el camino.

Pero esta oración también permite al creyente discernir que el camino del hombre es como recapitulado, 16 revelado y redimido en el camino de Cristo (RVM, n. 25). En este tiempo de confusión, el ser humano, que ha hecho grandes avances en el conocimiento científico de su propia situación y del mundo, parece haber perdido el sentido de su propia “verdad” más profunda, el “sentido” y el “propósito último”. La idea de la sal alquímica fija encuentra sus antepasados ​​más significativos en el concepto de corpus resurrectionis.

Libro de pegatinas navideñas brillantes

Navidad alrededor del mundo

Fue a la vez “corrupción y preservación contra la corrupción”; tanto el “último agente de la corrupción” como el “primer agente de la generación”. Como tal, la sal alquímica funciona como el punto de apoyo de la muerte y la revivificación. La idea de que el agente, el instrumento y el paciente del proceso alquímico no son entidades separadas sino aspectos de una realidad prefigura la significación otorgada en este estudio al “problema hermético de la sal”. Así como en química una sal santa rita puede definirse como el producto de un ácido y una base, alquímicamente, la sal es la resolución integral de las polaridades primordiales incorporadas en la simbología mineral del cinabrio, la sal de azufre y mercurio. En la alquimia de René Adolphe Schwaller de Lubicz (), la sal forma el equilibrio entre una función activa y su resistencia pasiva, aspectos que están latentemente presentes en la unidad primordial (prepolarizada), pero cristalizados en la existencia física como “sal”.

  • En su Carta Apostólica, objeto de estos pensamientos, el Santo Padre no sólo destaca, como sus predecesores, la importancia del “corazón cristológico” que late en la oración del Rosario, sino que también da importancia a recordar las palabras que ya había pronunciado.
  • En efecto, el Rosario permite al creyente acompañar a Jesucristo en su camino por la vida, lleno de amor, espíritu de servicio, de entrega a los demás, hasta la muerte de Cruz, y luego reconocerlo como resucitado, peregrino en el camino.
  • A este respecto, Schwaller es uno de los pocos alquimistas modernos que posee lo que Corbin, en referencia a Jaldakī, llamó una “conciencia muy lúcida de la finalidad espiritual y del sentido esotérico de la operación alquímica realizada en especies sensibles”.
  • La idea de la sal alquímica fija encuentra sus antepasados ​​más significativos en el concepto de corpus resurrectionis.
  • Pero esta oración también permite al creyente discernir que el camino del hombre es como recapitulado, 16 revelado y redimido en el camino de Cristo (RVM, n. 25).

A este respecto, Schwaller es uno de los pocos alquimistas modernos que posee lo que Corbin, en referencia a Jaldakī, llamó una “conciencia muy lúcida de la finalidad espiritual y del sentido esotérico de la operación alquímica realizada en especies sensibles”. Esta finalidad espiritual, en el ámbito metafísico de la teosofía iluminacionista islámica, no es menos que la creación de un cuerpo de resurrección. Así, lo abstracto y lo concreto, lo volátil y lo fijo, se unen finalmente a través de un proceso de intensificación registrado permanentemente en el aspecto incorruptible del ser: la sal en los huesos o las cenizas (cf. el hebreo luz u os sacrum). S I N C E P A R A C E L S U S (), la sal ha jugado un papel en la alquimia como el “cuerpo” físico que permanece después de la combustión, la sustancia corporal que sobrevive a la muerte para reinaugurar una nueva vida.

La Liturgia de las Horas extiende el misterio eucarístico, “centro y pináculo de toda la vida de la comunidad cristiana”, a lo largo del día. Esto lo hace con su alabanza y acción de gracias, recordando los misterios de la salvación y con sus oraciones de petición como un anticipo de la gloria celestial. Esta indicación no pretende limitar san jose una legítima libertad en la oración personal y comunitaria, en la que es necesario tener en cuenta las necesidades espirituales y pastorales y la aparición de celebraciones litúrgicas particulares que pueden requerir adaptaciones adecuadas. Lo realmente importante es que el Rosario siempre se vea y se viva como un camino de contemplación.

Realiza un comentario