30 buenas noches

2020-04-11

how you pray at night

Antes de cerrar los ojos para dormir por la noche, da gracias a Aquel que te ama y te conoce mejor. Las horas principales consisten en el Oficio de lecturas, la oración matutina y vespertina. El carácter de la oración de la mañana es el de la alabanza; de la oración vespertina, la de la acción de gracias. La oración nocturna tiene el carácter de reflexión sobre el día pasado y prepara el alma para su paso a la vida eterna. En cada oficio, los salmos y el cántico están enmarcados por antífonas, y cada uno concluye con la tradicional doxología católica.

Oración ante un crucifijo

how you pray at night

Es un honor y un privilegio para nosotros ser un guerrero de oración por usted y pedirle al Señor que lo vigile, lo proteja y lo guarde, siempre. También hay una amplia evidencia de patrones de oración en tres momentos fijos por día, que se corrobora en el Nuevo Testamento como un patrón recogido por los cristianos del primer siglo. Lo que queda claro en las Escrituras y el análisis histórico de la era del Nuevo Testamento es que tanto los judíos piadosos como los cristianos oraron y leyeron o recitaron de memoria la Biblia dos o tres veces al día. Parece que algunos practicaron esta disciplina tres veces al día y unas dos veces al día.

Al final de un día decepcionante

  • La Iglesia tenía ahora dos horas de oración, observadas individualmente los días de semana y corporativamente los domingos; sin embargo, el Antiguo Testamento hablaba de tres horas diarias de oración, y la Iglesia misma había estado rezando el Padrenuestro tres veces al día.
  • El clero y los religiosos están obligados a rezar el Oficio Diario.
  • En la Iglesia Católica, se anima a los laicos a rezar diariamente las horas canónicas contenidas en la Liturgia de las Horas, que se realizan en siete tiempos de oración fijos.
  • Además de la oración matutina y vespertina para acompañar los sacrificios, hubo oración en la tercera, sexta y novena horas del día.

Te damos gracias porque estás con nosotros todo el tiempo y durante las horas de oscuridad. Gracias por no dejarnos nunca y por haber prometido estar con nosotros durante toda la noche.

en la vida evocan una imaginación malsana y cuadros mentales desagradables, que con demasiada frecuencia interrumpen nuestro sueño e incluso pueden hacernos atormentarnos con inquietudes, malos sueños y pesadillas aterradoras. Gracias por las muchas bendiciones y provisiones que nos otorgaste hoy, por mantenernos a salvo, guiarnos y traernos una vez más a ese momento del día en el que podemos recargar nuestro espíritu y alma con un sueño reparador.

Querido Padre Celestial, cuánto te agradecemos y te alabamos porque nos has cuidado a los dos hoy y nos has traído a casa una vez más después de nuestros días ocupados, para que podamos unirnos en amor, y unirnos en oración y alabanza, y en gozosa acción de gracias. Padre gloria rezo amoroso, Tú nos has dado amablemente la noche para dormir y dormir para que podamos descansar y refrescarnos en cuerpo, alma y espíritu, pero todo a menudo a la imaginación de nuestros corazones, los pensamientos de nuestras mentes y las dificultades que enfrentamos.

Pronto, la oración del Oficio comenzó a requerir varios libros, como un salterio para los salmos, un leccionario para encontrar la lectura bíblica asignada para el día, una Biblia para proclamar la lectura, un himnario para cantar, etc. En la Edad Media, alejada de las catedrales y basílicas, se necesitaba una forma más concisa de organizar los horarios. Entonces, se desarrolló una especie de lista llamada Breviario, que daba el formato del oficio diario y los textos a utilizar. Rezar el Oficio ya requería varios libros, como un Salterio para los salmos, un leccionario para encontrar la lectura bíblica asignada para el día, una Biblia para proclamar la lectura, un himnario para cantar, etc.

La palabra “vigilias”, en un principio aplicada a la oficina nocturna, proviene de una fuente latina, a saber, las vigiliae o guardias nocturnas o guardias de los soldados. La noche desde las seis de la tarde hasta las seis de la mañana se dividió en cuatro vigilias o vigilias de tres horas cada una, la primera, la segunda, la tercera y la cuarta vigilia. ¿Sabías que las oraciones vespertinas son la forma correcta de terminar tu día? Despierta con Dios, pero también termina tu día con Dios en oración. Has tenido un día entero para pensar en Su misericordia, gracia y bendiciones que te otorga.

En la práctica del cristianismo, las horas canónicas marcan las divisiones del día en términos de tiempos fijos de oración a intervalos regulares. Un libro de horas, principalmente un breviario, gloria rezo normalmente contiene una versión o una selección de tales oraciones. A medida que el Oficio Divino se hizo más importante en la vida de la Iglesia, los rituales se volvieron más elaborados.

Las horas canónicas se introdujeron en el cristianismo primitivo desde el judaísmo del Segundo Templo. En los siglos II y III, Padres de la Iglesia como Clemente de Alejandría, Orígenes y Tertuliano escribieron sobre la práctica de la oración matutina y vespertina, y de las oraciones de las horas tercera, sexta y novena. En la iglesia primitiva, durante la noche anterior a cada fiesta, se mantenía una vigilia.

how you pray at night

Padre Celestial, te agradezco por el regalo del sueño y la oportunidad de que nuestros cuerpos se renueven y nuestras almas se refresquen durante estas horas tranquilas de la noche, y a medida que se acerca la hora de dormir, solo quiero agradecerte por los beneficios. del sueño que nos has dado y pides que me des a tu amado sueño esta noche.

Abrázame, Señor Jesús, y mientras enfrento la larga noche de oscuridad, oro para poder dormir con seguridad sabiendo que estás junto a mi cama en todo momento de la noche. Gracias Señor porque eres el Dios todopoderoso que perdona todos nuestros pecados y perdona todas nuestras malas acciones, y solo quiero pedirte perdón por las veces que hoy no te he amado realmente como debería, con todo mi corazón y alma y mente y fuerza. Perdóname, oro por las veces que busqué hacer mi propia voluntad antes que la tuya. Querido Señor Jesús, es hora de que nos vayamos a la cama.

Es difícil saber con certeza qué tradición fue más dominante entre los cristianos y judíos del primer siglo. Lamento haber permitido que las pequeñas cosillas del día inquieten mi corazón y perturben la paz que tengo en Ti. Oro Señor, que no retenga ningún pensamiento malo o dañino en mi mente subconsciente, sino Señor, pido que mi corazón sea lavado con el agua de Tu Palabra y lleno del bálsamo sanador de Tu amor y verdad.

Realiza un comentario