30 buenas noches

2020-06-20

catholic short night prayer

Señor, Dios mío, en algún momento levanto mis manos hacia ti. Venid a mí como las últimas lluvias que hacen fecunda la tierra. Quédate con nosotros, porque el día está muy avanzado y en las santa misa tinieblas no hay quien nos defienda excepto Tú, nuestro Dios. Defiéndenos esta noche, no sea que nuestras almas caigan en el sueño del pecado y nuestros cuerpos sean vencidos por el mal.

La siguiente es una oración que rima antes de acostarse, seguida de una simple oración nocturna para pedir protección. Finalmente, hay una oración escrita en el estilo de una breve carta a Dios, que habla de su paz y cuidado eterno. Cuando estoy preocupado, recuerdo a Dios, cuando mi espíritu está abrumado, hablo de mi Salvador. Porque él redime mi vida de la destrucción y me salva de los lazos de la muerte.

Hay una oración que reflexiona sobre el día que acaba de irse con agradecimiento a Dios y le confía a los creyentes el sueño y la vida de los sueños. También hay una oración nocturna muy corta y es apropiada para cuando se necesita dormir con urgencia. A esto le sigue una hermosa oración (“Noche”) y es una reflexión poética sobre cómo las maravillas de Dios se revelan a medida que el día oscurece.

Has tenido un día entero para pensar en Su misericordia, gracia y bendiciones que te otorga. Y, a veces, ha luchado contra el estrés y la angustia. Antes de cerrar los ojos para dormir por la noche, da gracias a Aquel que te ama y te conoce mejor. Apártate de Ti, que eres el eterno descanso.

Oración de la mañana de Lutero

catholic short night prayer

Así encomiendo mi cuerpo y mi alma en Tus manos, Dios Fiel. Me redimiste por Jesucristo, nuestro Señor.

catholic short night prayer

Espirituales

Tú eres la fuerza de mi vida; ¿De quién tendré miedo? Tu diestra alegra mi corazón, y en la sombra de tus alas haré mi refugio. He aquí, Dios mío, de día clamo a ti, y tú gloria rezo me oyes, y de noche no me quedo callado, y tú respondes a mi oración. Te recuerdo en mi cama, y ​​medito en Ti en las vigilias nocturnas, porque Tú has sido mi ayuda.

catholic short night prayer

Despiértanos a su debido tiempo, y haznos oír gozo y paz, porque amamos Tu palabra y Tus testimonios, que son el deleite de nuestra alma. Que nuestros oídos se salven de todos los mensajes de dolor, y toda angustia se aparte de nuestras almas; porque puedes prosperar a todos los que viven, y llenar mi vida con tu bendición; en Jesucristo, nuestro Señor. Esta página presenta varias buenas oraciones contemporáneas para decir durante la noche.

Por tanto, a la sombra de tus alas me regocijaré. Mi alma se une a ti, porque tu diestra me defiende. Cuando las tinieblas se apoderen de mí, entonces Tú, Señor, eres mi luz y mi salvación. esa luz gloria oracion brillante y verdadera, que disipa toda oscuridad que nos rodea. Tú eres mi roca y mi fortaleza, mi libertador, mi fortaleza, en quien confiaré, mi escudo, el cuerno de mi salvación y mi torre alta.

  • Y, a veces, ha luchado contra el estrés y la angustia.
  • ¿Sabías que las oraciones vespertinas son la forma correcta de terminar tu día?
  • Despierta con Dios, pero también termina tu día con Dios en oración.
  • Le encanta hablar con sus hijos, de día o de noche.
  • Las oraciones vespertinas son muy íntimas con Dios.
  • Has tenido un día entero para pensar en Su misericordia, gracia y bendiciones que te otorga.

Permíteme permanecer siempre en Ti en la fe verdadera, y morar con seguridad bajo Tu protección, para que el enemigo nunca se acerque a mí ni me lastime. Señor, tú eres mi luz y mi salvación; ¿A quien temeré?

¿Sabías que las oraciones vespertinas son la forma correcta de terminar tu día? Despierta con Dios, pero también termina tu día con Dios en oración. Le encanta hablar con sus hijos, de día o de noche. Las oraciones vespertinas son muy íntimas con Dios.

Padre eterno, gracias porque nunca estoy solo, tu presencia calma el mar turbulento de mi vida y habla paz a mi alma. Elimina el estrés que estoy cargando de mi día y ayúdame a descansar en paz en la seguridad de tu mano. Que tú, Dios de toda gracia, que me ha llamado a la gloria eterna por Cristo Jesús, me hagas santo, fuerte y lleno de paz. A ti sea gloria y honor por los siglos de los siglos.

Señor Dios, Salvador mío, de día y de noche clamo a ti, perdona todas mis transgresiones que durante este día y la semana pasada he cometido contra ti. Señor, libra mi alma por tu misericordia. Clemente y justo eres tú, y misericordioso es nuestro Dios. Por tanto, me regocijaré, te alabaré y cantaré en mi cama. Porque los días de mi vida aparecerán como mediodía, y las tinieblas como la luz de la mañana, y me regocijaré de que Tú, oh Dios, eres mi esperanza y mi descanso en la vida y en la muerte.

Realiza un comentario